¡Hola, bienvenida(o)! Escucha el más excitante pop y rock clásico en línea. RADIO MEZCALITO es una estación de radio que transmite vía Internet -las 24 horas del día, 7 días a la semana sin parar- el más electrificante Rock de Alto Alcance Para Amenizar Tu Día. Artistas como Beatles, Rolling Stones, Who, Kinks, Doors, Creedence, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Led Zeppelin, Deep Purple, Queen, Kiss, Sex Pistols, Ramones, The Police, U2, R.E.M., Eric Clapton, Elton John, David Bowie, Billy Joel, Radiohead, Nirvana, Metallica y varios más forman parte en la programación habitual de RADIO MEZCALITO. Para escuchar la música que en este momento transmite la emisora, elige alguna de las varias opciones mostradas en la columna derecha de ésta página WEB.

Listen Exciting Classic Rock Online. RADIO MEZCALITO is a web radio station streaming 24 hours non-stop classic rock from bands and singers such Elvis Presley, Chuck Berry, Beatles, Rolling Stones, Who, Kinks, The Doors, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Led Zeppelin, Deep Purple, Queen, Kiss, Sex Pistols, Ramones, The Police, U2, R.E.M., Eric Clapton, Radiohead, Nirvana, Metallicaand many others. For listening radio station streaming, different options are displayed on right column inside this WEB page. RADIO MEZCALITOis the right place to listen to music from the past, the present and the future. High fidelity stream (128 Kbps, MP3). We do our best to keep you entertained.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Escucha "Wintertime Love" en Radio Mezcalito

Estimada(o) radioescucha: escucha canciones de The Doors en Radio Mezcalito. A diferencia del año anterior, durante el caluroso verano del 68' reinaba un ambiente de sórdida incertidumbre y abierta insatisfacción. En Los Angeles, California la banda The Doors trabajaba a marchas forzadas en la grabación de su tercer disco de larga duración. Durante las sesiones fue evidente que no lograban encontrar la atmósfera adecuada, el temperamento correcto para el tema épico musical llamado "The Celebration of the Lizard", que prometía ser la obra maestra del conjunto. Era como si repentinamente el barco de cristal quedara atorado en el Mar de los Sargazos, rodeado de algas verdosas, sin que la más mínima brisa de inspiración artística soplara a favor. La más extravagante pesadilla alucinógena de Jim Morrison de pronto se había convertido en una oscura y grotesca realidad. Desesperados, productor y músicos abandonaron el tema épico y cada miembro del grupo empezó a escribir canciones con menos pretensiones y escasos tres minutos de duración. Robbie Krieger pensó que si ya antes otros habían pregonado a grito abierto las bondades del verano del amor y ensalzado las virtudes del amor de primavera, porque no cantar acerca de un cálido, pasajero e inmoral 'Amor de invierno'. La banda trabajó en la estructura musical a ritmo de vals con la prominente presencia del clavecín a cargo de Ray Manzarek, sosteniendo la melodía con bellas figuras musicales de carácter barroco, que tiempo atrás fueron usadas generosamente por grupos como The Left Bank o los bienamados Kinks. Morrison aborreció el resultado final y prefirió zambullirse de lleno en ese salvaje remolino de sexo, drogas y alcohol del que no podía ni deseaba escapar. Más de 59 tomas y Jim olvidaba la letra, orinaba a mitad del estudio de grabación, o de plano se quedaba parado frente al micrófono, con los ojos cerrados, sin pronunciar palabra alguna, para sorpresa y angustia de sus compañeros de aventuras. El baterista John Densmore una noche de plano tiró las baquetas y abandonó el estudio de grabación, diciendo que ya había tenido suficiente. El ingeniero de audio Bruce Botnick no tuvo más opción que reunir los mejores pedazos grabados para la parte vocal y hacer con ellos una toma aceptable. Cuando el disco titulado "Waiting for the sun" finalmente salió a la venta, los incondicionales del grupo quedaron sorprendidos. En canciones como "Wintertime Love" no había ni la más mínima huella de aquellos himnos inmortales que ellos habían adorado, tales como "Light My Fire" o "When the music´s over", piezas emblemáticas que anhelaban seguir escuchando una y otra vez hasta que un electrificante rayo los alcanzara y partiera por el eje, cual jinetes en la tormenta. Conforme el año de 1968 avanzó y llegó a su revolucionario y sangriento final, Jim Morrison y la banda comenzaron la grabación de un cuarto disco aun más experimental y con ello parecían decir al mundo: ¡Que tengan todos ustedes una desconcertante Navidad y un paradójico Año Nuevo!


Reacciones:

0 comentarios: